1/1

Julia Menéndez

Nos estará acompañando en Sukhavati Yoga con diferentes disciplinas para el bienestar y mejora de la salud de todos los que nos acompañen durante su proceso para el cambio de una vida mucho mejor con un espacio de tiempo adaptados que podrán despertar el poder regenerador del cuerpo, teniendo más energía, un mejorado estado físico y una actitud más positiva ante la vida. A continuación estos seran los métodos que estar impartiendo en sukhavati Yoga.

 

Yoga somático

Este tipo de disciplina surge de aplicar la llamada práctica somática al yoga tradicional. Esta práctica es una forma de trabajo que nos da herramientas para conocernos desde el interior de nuestro cuerpo físico hacia fuera. Somático procede de la palabra griega “soma”,que se refiere a una idea de cuerpo integrado, completo, habitado, y sensible al mundo externo e interno.

 También significa “cuerpo viviente”, es decir, un cuerpo que se siente a sí mismo y que se conoce lo suficiente para tener una percepción internalizada de sí mismo. En lo referente a esta práctica, es algo parecido a un despertar, a darse cuenta de uno mismo, a hacer que nuestro cuerpo sea pensante y consciente de sí mismo.

La educación somática cultiva la paciencia y la honestidad, además de la curiosidad, la sencillez y la conexión con uno mismo. Es una disciplina que no está interesada en tratar las partes del cuerpo de manera aislada, sino que defiende la integridad del todo, ya que es así como nuestro cuerpo es concebido por el cerebro. La percepción que tenemos de nosotros mismos son mucho más dinámica y compleja que esto.

Yoga para mayores

¡Nunca es demasiado tarde para el Yoga! y menos para las personas de la tercera edad. Tanto si tienes 55 cómo 95, nunca es tarde para empezar a practicar yoga. ¡Eres sólo tan mayor como te sientas! Saca máximo partido de la "edad dorada"- ahora que por fin tienes tiempo para dedicarte a ti mismo, y para tu desarrollo físico y mental -. Muchos problemas asociados con la edad como problemas circulatorios, artritis y molestias digestivas son el resultado

 

de la falta de ejercicio, pobres hábitos alimenticios y respiración incompleta. La Respiración adecuada cobra especial importancia en esta edad. Gracias a sus efectos sobre los sistemas nervioso y endocrino el yoga puede también aliviar las molestias de la menopausia. El yoga es una actividad física muy recomendable para personas de la tercera edad por sus beneficios, tanto físicos, psicológicos como sociales. En personas mayores es bueno tener en cuenta esta práctica, la cual nunca es tarde para empezar.

El yoga suave es un estilo de yoga que como su nombre lo indica, es muy suave en su enfoque y por lo tanto, no tan arduo como el de las otras formas de practicar el yoga. El yoga suave, debido a su naturaleza gentil innata, es perfecto para aquellos que no pueden satisfacer las demandas de los ejercicios físicos tensos.  El yoga suave es ideal para las personas mayores, mujeres que están embarazadas,  profesionales que   

 

Yoga suave

están en mal estado físico o los que simplemente está buscando un entrenamiento más tranquilo y relajado. Esta forma de yoga también es preferido por los profesionales que pueden haber estado practicando yoga durante algún tiempo, pero no tienen la flexibilidad necesaria para continuar hacia niveles más avanzados de los estilos de yoga. 

 

Además de hacer modificaciones en las actitudes y la reducción de la intensidad de la práctica, en el yoga suave, el ritmo de la ejecución de las posturas es también mucho más lento. Los practicantes se les da tiempo para realizar las poses para que se sienta cómodo. Debido a esto, yoga suave rara vez utiliza las técnicas de Vinyasa. Los movimientos del cuerpo no está completamente sincronizado con la respiración en el yoga suave, porque que lo convierten en un ejercicio físico más sostenido. El cuerpo también se da tiempo suficiente para recuperarse entre dos posturas.

 

Yoga para embarazadas

Existen varios motivos por los que el yoga es uno de los ejercicios que más se recomienda para las embarazadas, y es que además de ser una actividad física de bajo impacto, diversos estudios prueban que éste ofrece múltiples beneficios tanto para la madre como para el bebé.

Un estudio afirma que el yoga es el mejor ejercicio para el embarazo, ya que es más efectivo que caminar o realizar ejercicios de clases prenatales, y que puede ser realizado con seguridad en mujeres que padecen depresión.

De hecho, está comprobado que el yoga puede ayudar a reducir síntomas depresivos durante el embarazo, especialmente cuando se acompañan los ejercicios de posturas con meditación y relajación profunda, lo que lo hace ideal para quienes padezcan depresión o ansiedad.

Otro beneficio de practicar yoga durante el embarazo, es que ayuda a reducir el estrés y aumenta la función inmunológica, de acuerdo con un estudio en el que mujeres embarazadas lo practicaron de la semana 16 a la 36, asistiendo a clases de 70 minutos dos veces por semana.

Además, el yoga no sólo ayuda durante el embarazo, sino que además te prepara para el parto, ya que otro estudio comprobó que ayuda a reducir el dolor durante el parto e incluso podría ayudar a reducir la probabilidad de tener cesárea.

Otros beneficios del yoga durante el embarazo son:

  • Disminuye el dolor de espalda al mejorar la postura corporal.

  • Ayuda a dormir mejor, ya que es una actividad relajante que reduce la sensación de fatiga y el estrés.

  • Formas una conexión aún más fuerte con tu bebé, al hacer que te enfoques en tu respiración y de este modo te vuelves más consciente de tu cuerpo.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

2019